ISO 10667: cuatro pájaros de un tiro

Dimitri

 

Dimitri Castro

Director

 

 

El alcance de la norma UNE-ISO 10667 de Métodos y Procesos de Evaluación de Personas en Entornos Laborales trasciende la gestión del talento y las decisiones organizativas que están más directamente relacionadas con el negocio, los resultados y la rentabilidad. Normalizar y certificar un proceso de evaluación conforme a la norma UNE-ISO 10667 puede generar mucho valor para una organización y su plantilla. He escogido 4 importantes ventajas, por su relevancia, considerando el contexto actual del entorno laboral.

La primera ventaja está relacionada con los sobradamente conocidos problemas de competitividad de nuestra economía, a pesar de disponer de una cantera de mileuristas, a menudo cualificados y experimentados, que trabajan (los más afortunados) más horas que nadie. A simple vista, la norma UNE-ISO 10667 permite a las organizaciones realizar un diagnóstico más preciso y riguroso del perfil de las personas para una toma de decisiones más consistente en reclutamiento, selección, promociones, planes de desarrollo, ajustes organizativos, retribución o desvinculación de colaboradores. La eficiencia organizativa, per se, ya es motivo más que suficiente para implantar la norma. En muchas ocasiones, los objetivos de negocio no son alcanzados de la mejor forma posible, y en otras muchas, directamente no se alcanzan.

La segunda ventaja se traduce a nivel de imagen, confianza y credibilidad. Claramente, a día de hoy, respecto de la mayoría de organizaciones, es una clara diferenciación en la Propuesta de Valor al Empleado (EVP) y employer branding. Una certificación de calidad ISO es un aval reconocido. Los que den el paso en 2015 serán pioneros. Las evaluaciones son a menudo cuestionadas, justa o injustamente, sobre todo cuando las conclusiones no favorecen los intereses de los evaluados. Es humano y no digo que la norma vaya a evitar estas reacciones. Pero sí las disminuirá, sin duda. Los procesos están diseñados poniendo el máximo esmero en que la experiencia sea positiva, transparente y respetuosa con las personas. Las expectativas que pueden tener los evaluados respecto al rigor y la calidad del proceso se verán superadas en muchos casos.

grafica

 

 

 

 

 

 

 

La tercera ventaja reside en la Prevención de Riesgos Laborales. Una evaluación es un factor de riesgo psicosocial. Cuando se le comunica a una persona que va a ser evaluada, esta suele hacerse preguntas, que pueden generar incertidumbre y que se traduce en niveles de estrés más o menos altos. Cada persona tiene su grado de sensibilidad al estrés. Un nivel de estrés elevado y prolongado disminuye el desempeño y genera problemas de salud. Pues bien, la norma tiene en cuenta esto para que la persona evaluada viva esta experiencia de manera positiva, con el mínimo estrés. Saber que te van a evaluar respetando una norma de calidad internacional es un factor que, de entrada, genera confianza, y eso ayuda. Para empezar está bien, pero no es suficiente. Más allá de la confianza, se pretende que la evaluación genere bienestar. Siendo las evaluaciones acertadas, normalmente, las decisiones resultantes también deberían serlo. Esto no sólo es importante para la organización y el negocio, sino para las propias personas. Ocupar en una organización una posición inadecuada, por el motivo que sea, puede generar estrés, desmotivación (síndrome del quemado) o ser una forma de mobbing. Estos son algunos de los riesgos laborales catalogados como psicosociales. Si bien, una evaluación representa un riesgo psicosocial, también es la herramienta para evaluarlos, ya sea de forma individual en una entrevista, o a nivel organizacional mediante una encuesta de clima o de cultura. Su correcta gestión y utilización es importante, también por estos motivos.

La cuarta ventaja es de tipo legal y jurídico. Todos sabemos que las evaluaciones implican decisiones en contrataciones, promociones, retribución, desarrollo, ajustes organizativos o desvinculaciones. Y esto puede suceder a nivel individual o colectivo. Cuando las prácticas empleadas en las evaluaciones no son las adecuadas, las organizaciones se exponen, como es lógico, a consecuencias legales en los tribunales. Una sentencia de anulación de un ERE, puede suponer para la empresa un coste muy superior al coste de hacer las cosas bien desde un principio. En este caso, el coste no es sólo económico. Ocurre lo mismo que a la hora de evaluar según la norma, pero al revés. En lugar de múltiples ventajas, múltiples desventajas. Al coste económico, habrá que sumar el coste en el clima de la organización, en el employer branding y en el aumento de los factores de riesgos psicosociales. Los directivos que se vean confrontados a tal situación estarán seguramente expuestos a un factor de riesgo psicosocial mayor.

Suele decirse que “la calidad tiene un precio”. En este caso parece que “el precio”, o mejor dicho, el coste, está en la NO calidad. Los procesos de evaluación normalizados y certificados generan valor a varios niveles: organización, Propuesta de Valor al Empleado, prevención de riesgos laborales psicosociales y legal; a distintos stakeholders: evaluados (internos o externos), evaluadores (internos o externos) y organizaciones. En vista de la trascendencia de la UNE-ISO 10667, no me cabe duda de que será un estándar básico como la ISO 9001 y me pregunto quiénes serán sus máximos promotores: ¿Directores de RRHH? ¿Prevención? ¿Legal? ¿RSC?

Un comentario

  1. Karen Bernal. 27 octubre, 2014 en 1:08 am

    Buenas tardes.
    respecto a lo publicado, coincido en que las evaluaciones son realizadas para el beneficio de quien decide aplicarlas dentro de la organización, así como el personal entra en discordia ya que si no se les informa, el porque de la evaluación, tienden a asustarse por lo que es necesario que se les explique y se les de a conocer sus resultados de manera privada y ayudar para que acepten sus resultados y motivarlos para que se realicen los cambios necesarios para la mejora, ya que si no se realizan de forma rápida se corre el riesgo de que nunca se realicen.

Deja tu comentario